Marcas de certificación

Marcas de certificación

Las marcas de certificación son un nuevo tipo de marca en el ámbito de la UE, aunque existen desde hace algunos años en ciertos sistemas de ámbito nacional dentro de la UE.

La marca de certificación de la Unión Europea se define como una marca que «permita distinguir los productos o servicios que el titular de la marca certifica por lo que respecta a los materiales, el modo de fabricación de los productos o de prestación de los servicios, la calidad, la precisión u otras características, con excepción de la procedencia geográfica, de los productos y servicios que no posean esa certificación».

En esencia, una marca de certificación de la UE está relacionada con la garantía de características específicas de ciertos productos y servicios.

Indica que los productos y servicios que llevan dicha marca cumplen con una norma determinada establecida en los reglamentos de uso y están sometidos a controles bajo la responsabilidad del titular de la marca, con independencia de la identidad de la empresa que realmente fabrica los productos o presta los servicios en cuestión y que utiliza realmente la marca de certificación.

El solicitante de una marca de certificación debe incluir en su solicitud una declaración en la que indique que solicita una marca de certificación de la UE.

Los reglamentos de uso constituyen la esencia de la marca de certificación . Estos deben presentarse en un plazo de dos meses a partir de la presentación de la solicitud y deben incluir, en particular:

  • las características de los productos o servicios que se desea certificar;
  • las condiciones que rigen el uso de la marca de certificación;
  • las pruebas y medidas de supervisión que va a aplicar el titular de la marca de certificación.

Existen dos limitaciones importantes para la marca de certificación de la UE. En primer lugar, el titular de una marca de certificación no puede ser una persona que desarrolle una actividad empresarial dedicada al suministro de los productos y servicios del tipo certificado. El titular de una marca de certificación no puede usarla para los productos o servicios certificados amparados por dicha marca. En segundo lugar, no puede presentarse con el fin de distinguir productos o servicios certificados con respecto a la procedencia geográfica.

Las marcas de certificación deben solicitarse en relación con los productos y servicios que desea certificar el titular de la marca. La lista de productos y servicios de una solicitud de marca de certificación de la UE debe asimismo estar incluida en los reglamentos de uso.

Una marca de certificación cuesta 1 500 EUR si se solicita por medios electrónicos.

Más información sobre nuestras tasas

As and from 1 October 2017, there will be three main areas of change. Click on each section to get full details:

Los contenidos incluidos en esta sección tienen por objeto informar y concienciar respecto al Reglamento sobre la marca de la Unión Europea. No son jurídicamente vinculantes.
Recomendamos encarecidamente a todos los usuarios o usuarios potenciales que se remitan al Reglamento (UE) 2015/2424 disponible en todas las lenguas de la UE.
Téngase en cuenta que las Directrices de la Oficina siguen constituyendo el punto de referencia principal para los usuarios del sistema de marcas de la Unión Europea y también para los asesores profesionales que quieran asegurarse de que disponen de la información más reciente sobre las prácticas de examen de la EUIPO.

La información sobre los cambios que entraron en vigor el 23 de marzo de 2016 puede encontrarse aquí.

Página actualizada por última vez 04-08-2017